//
Marco y metodología

ARTEFACTUMbotonesCATALÀ


Palabras clave: Metodologías educativas. Investigación. Políticas de colaboración. Comunidades de co-aprendizaje. Artes en vivo.  Pedagogías performativas. Pedagogías críticas. Pedagogías experienciales. Conocimiento situado. Cooperación social. Transformación social. Ambientes educativos.


Para el diseño del marco conceptual de la investigación hemos partido de las genealogías del ámbito de la pedagogía crítica, de las pedagogías de carácter experiencial, y de la práctica como investigación en artes en vivo, así como de las corrientes de conocimiento que configuran el pensamiento contemporáneo.

De este modo queremos abrir el campo de confluencia entre pedagogía experiencial, pensamiento crítico y prácticas contemporáneas de investigación en las artes en vivo como campo de investigación relevante para los estudios sobre metodologías pedagógicas. El objeto de esta operación es señalar un nuevo ámbito de conocimiento en la educación, fomentando nuevas prácticas pedagógicas que desde una perspectiva performativa desencadenen procesos de colaboración y cooperación orientados a activar nuevos ámbitos de invención educativa.

Entendemos que la educación no es un acto neutro, tiene un contenido político y adopta un compromiso social. Pensamos con Graciela Frigerio (Argentina, 1949) que “el acto político de educar no es otra cosa que invitar a los nuevos a estar, a compartir con nosotros, a luchar contra aquellas cosas de nosotros que no les dan lugar, es recibir, es sostener, es ofrecer” (Frigerio, 2014:4), es dar lugar a aquello que todavía no tiene lugar.

Por eso nuestra investigación no está orientada a diseñar un método acabado de enseñanza-aprendizaje aplicado, sino a provocar encuentros en los que abrir espacios para reflexionar colectivamente sobre las estructuras de los métodos que se están desarrollando en la actualidad; espacios para contrastar inquietudes y experiencias a través de prácticas compartidas que propongan una trama múltiple y polifónica de relatos como arquitectura fundamental de la educación.

Pensamos que es tan importante lo que se transmite como la arquitectura de transmisión. Por eso enfatizamos la performtatividad -los modos de hacer-, la estructura -la propia metodología- y las relaciones sociales que se instituyen dentro de las arquitecturas educativas desde una prespectiva crítica.

Pensamos que las herramientas del pensamiento crítico contemporáneo y las prácticas contemporáneas de investigación en artes pueden suponer un gran aporte a las pedagogías experienciales, basándonos en los planteamientos de las primeras y en el carácter netamente experiencial-experimental de los métodos de las segundas.

En la actualidad están emergiendo agentes de disrupción que desarrollan nuevas formas y espacios de relación social; una ecología política, social y cultural que se mueve en un terreno relacional y de corresponsabilidad fomentando nuevas formas de cooperación social, que buscan la convergencia del pensamiento crítico con los movimientos educativos, pedagógicos, culturales, artístico, socio-políticos e históricos del presente.

Con todo ello queremos apuntar que es posible pensar la pedagogía desde el arte y el arte desde la pedagogía; produciendo un espacio de confluencia especialmente fructífero para abordar las cuestiones planteadas. Hacer un ejercicio de transferencia-contratransferencia en el que la práctica artística y la práctica educativa se fundan para crear otro lugar: un espacio de intersección entre la imaginación pedagógica, la imaginación artística y la imaginación política en una forma híbrida.

Nos centramos especialmente en el papel que juega la metodología en la construcción de conocimiento pedagógico con la intención de hacer una aportación al ámbito general de educación. Nos referimos al ámbito general de educación en todas las etapas educativas.

La metodología de investigación a la cual nos acogemos es el pluralismo metodológico. Esta concepción da cabida a una pluralidad de métodos diversificando los modos de aproximación y las estrategias de acción para el conocimiento de la realidad educativa.

Nos situamos en un ámbito abierto que considera la producción de conocimiento a la manera de una serie de herramientas de investigación-creación adaptables a cada contexto, pero jamás postuladas como leyes o modelos inamovibles, dado que siempre deben ser entendidas respecto a las visiones que sirven.

Las metodologías en las que nos apoyamos son las que derivan del ámbito de la pedagogía experiencial, las que derivan del ámbito de la pedagogía crítica centrada en la transformación de las formas de vida, y las metodologías que derivan del ámbito de la investigación en artes -centrada en las artes en vivo-.

Consideramos que el carácter emancipador de este tipo de metodologías es el modo en el que las relaciones se instituyen alrededor de unos contenidos, los cuales dependerán de forma arbitraria de cada contexto.

Teniendo en cuenta que las artes en vivo de carácter experimental están orientadas a producir experiencia particular, concreta y situada, y teniendo en cuenta también que experimentan con la disposición de los espacios, tiempos y cuerpos; el uso de sus herramientas podría afectar positivamente a la creación de ambientes educativos.

Por otra parte las herramientas de pensamiento crítico pueden contribuir a la elaboración de un lenguaje propio de carácter reflexivo y autocrítico capaz de conectar la propia práctica pedagógica con su contexto.

La investigación se propone como un marco de experimentación común que busca prácticas para la igualdad de inteligencias, epistemologías situadas y estrategias de interseccionalidad en el abordaje de los problemas que habita.

Arte factum se despliega sobre un conjunto de encuentros que, bajo una formulación abierta -laboratorios, seminarios, talleres, etc.-, ensayan modos de colaboración orientados a experimentar entornos de creación y aprendizaje a través de la práctica artística.

La práctica artística pasa a ser el dispositivo de articulación para lograr “algo”, el artificio: articulación de agentes, articulación manifestada de forma sensible -encarnada o materializada en objetos particulares- a través de lo que ha generado el propio proceso de trabajo.

En consecuencia proponemos la creación de imágenes, palabras, sonidos, cuerpos y dispositivos a través de la práctica artística como un lugar de exploración de las insuficiencias y potencialidades de la realidad educativa.

La naturaleza de cada encuentro está vinculada a las contingencias que van surgiendo a lo largo del proceso. Atendiendo tanto a las necesidades de las redes y colectivos con los que colaboramos, como a los desplazamientos y transformaciones que tienen lugar en el curso de la investigación.

Las líneas propuestas se mueven entre diversas formas de encuentro que operan como dispositivos de aprendizaje colectivo destinados a desarrollar y co-producir un cuerpo de saberes metodológicos.


  1. Líneas de mediación y colaboración con redes activas

Esta línea de investigación está orientada a generar redes de colaboración y prácticas comprometidas con la transformación de realidad educativa. Prácticas que se piensan en voz alta, que nos posibilitan como maestros-artistas y como investigadores formular preguntas sobre las dinámicas que se despliegan en el aula.

Desde esta prespectiva la mediación puede ser entendida como articulación colectiva que produce un aprendizaje mutuo, una profunda articulación con el otro y no un mero intercambio. A continuación detallamos algunos de las principios metodológicas que orientan estas prácticas:

  • Trabajar desde la situación educativa

Partimos del conocimiento situado porque este nos permite [des]localizar y cuestionar las relaciones de poder, al tiempo que crea condiciones óptimas para la conversación y los afectos. Cuando producimos conocimiento situado queremos decir que los investigadores son parte de la investigación, se interrogan a si mismos, se perciben como objetos de investigación.

  • Crear dispositivos de experiencia colectiva

Partimos de la experiencia y el cuerpo como motores del aprendizaje, proponiendo un conjunto de dispositivos y artificios a través de la práctica artística que permiten que la comunidad educativa se piensa a si misma en movimieniento. Entre la técnica y la habilidad el artificio es antes que nada un entre-dos, una forma siempre singular de responder a los problemas encontrados. Nos sitúa entre lo que somos, lo que ya hemos dejado de ser, y lo que estamos deviniendo. El artificio es una fábrica ecológica, actúa sobre el medio educativo y lo hace hablar tanto como él mismo es “actuado” y “hablado” por el medio educativo. Se establece una relación y de lo que se trata es de pensar los efectos a través de ella. Esta relación inédita abre un saber situado.

  • Visibilizar las minorias y los saberes periféricos o subalternos

Entendemos que el saber es una categoría atravesada por el poder y sus lógicas de privilegio y exclusión. Por eso nos interesa visibilizar saberes subalternos, ocultos o dispersos que cuestionen las lógicas dominantes, y abran un espacio interseccional para el debate sobre la vida educativa.

  • Tejer comunidades de aprendizajes múltiples y sostenibles

Con esta vocación nos situamos en el horizonte de la democracia de las experiencias para entender el conocimiento como un prisma multidimensional y móvil sobre la diversidad de las situaciones, visiones, experiencias y posiciones convocadas en cada caso.

Partimos del principio de igualdad de las inteligencias (J.Rancière). Al hablar de la igualdad de las inteligencias no nos estamos refiriendo a que todas las inteligencias sean iguales, sino a romper con el privilegio, la superioridad y la desigualdad, para pensar que el otro es capaz de aprender. Por eso la igualdad de las inteligencias no es una meta que queramos alcanzar, sino un principio del que partimos en cualquier proceso de colaboración y aprendizaje.

  • Abrir nuevos espacios de práctica y pensamiento

Trabajamos una forma de organizar el conocimiento que trasciende las disciplinas y las áreas de una forma radical. Entendiento que el conocimiento es también lo que está entre las disciplinas, lo que las atraviesa y lo que está más allá de ellas. Por eso la conversación de saberes y la complejidad son inherentes a una actitud transdisciplinaria que se plantea el mundo como pregunta y como aspiración.

  • Establecer colaboraciones a largo plazo

Desde Arte factum entendemos que el campo de experimentación es la misma comunidad educativa como territorio colectivo que implica a diversos agentes durante tiempos prolongados. Por eso nos interesa compartir herramientas y estrategias de autonomía que permitan a las comunidades educativas desarrollar sus propias prácticas y cuestionamientos.

 


2.Procesos pedagógicos y metodologías con grupos

En este apartado queremos explicar las bases metodológicas de trabajo en seminarios, talleres y otra acciones de conocimiento colectivo con grupos y redes diversas.

Decidir «hacer grupo» implica fabricar esa
 posibilidad. No se nace grupo, se hace grupo. Eso implica que no hay creación colectiva sin creación de colectivo, y para crear un colectivo hay que abrir espacios para la enunciación y la diferencia, y promover estrategias para que esa diferencia no sea vivida como un conflicto de posiciones irresolubles, sino como una potencia que enriquece, contrasta y amplifica el proceso de aprendizaje y creación.

Consideramos los grupos como artificios, sistemas ecológicos que experimentan y seleccionan entre una infinidad de relaciones aquellas que más les convienen. Los artificios se deslizan, se tejen, se piensan en el movimiento. Su fabricación obliga a tener en cuenta el carácter no natural de nuestras
 comunidades, a considerar que en diferentes grados la riqueza de una cultura se juega en su capacidad para fabricar artificios capaces de agenciar potencias y saberes.

A partir de la experiencia y del trabajo en diversos grupos hemos planteado unas orientaciones metodológicas generales para abordar las dinámicas colectivas:

  • Hacer y pensar es siempre hacer y pensar con otros

El liderazgo es colectivo. Evitar atrincherarse en posiciones especializadas, saberes propios o lugares comunes. En el tránsito de lo propio a lo impropio se produce el conocimiento.

  • Experimentarnos como problema a practicar

Proponernos más allá de lo que conocemos para percibirnos como objetos de experimentación.

  • Abandonar los espacios cómodos

No buscar similitudes sino diferencias para encontrar el material con el que trabajar. El margen de la diferencia tiene que ver con profundizar.

  • Entender los tiempos del proceso

Lo más difícil es aprender cómo trabajar en el proceso. Evitar las resoluciones rápidas y los conflictos con el resultado.

  • Crear espacios de tensión y contraste

Sostenernos en una interrogación continuada para proponer un cuestionamiento constante sobre el proceso y la propia práctica.

  • Visibilizar las minorías

Las mayorías aplastan a las minorías disidentes. Buscar herramientas para la negociación y profundizamiento en los conflictos: trabajar con las posiciones antagonistas y disidentes aún cuando estén fuera del marco imaginado.


  1. Investigación basada en genealogías y estudio de síntomas del presente.

Otra forma de aproximación a la investigación son las genealogías y el archivo de casos de estudio sobre iniciativas que se articulan entre la práctica artística, la práctica pedagógica y las prácticas críticas.

Las genealogía nos ayudan a comprender los puntos de conexión entre el pasado y el presente, identificando qué prácticas del pasado son las que continúan operando en la actualidad. Su estudio permite dar visibilidad a prácticas educativas que articularon nuevas concepciones pedagógicas y, al mismo tiempo, resignificar las tradiciones invisibilizadas del pasado conectándolas con prácticas del presente.

Entendemos las genealogías como una necesidad de reconstruir la historia desde los márgenes, con la voluntad de recuperar prácticas del pasado y poner en valor saberes oscurecidos por los relatos dominantes.

Por otra parte, para aproximarnos a la contemporaneidad desarrollamos un archivo de casos de estudio de prácticas del presente que trabajan dentro una nueva ecología relacional; fomentando nuevas formas de cooperación social que buscan la convergencia del pensamiento crítico con los movimientos educativos, pedagógicos, culturales, artístico, socio-políticos e históricos del presente.

Como demuestra la aparición de nuevos agentes sociales de disrupción, la proliferación de escuelas públicas basadas en principios no directivos, y la creación de plataformas como Subtramas[2], Transductores[3], LaFundició[4], Sitesize[5], o encuentros como Zemos 98[6] y redes educativas como Xell (Xarxa d´educació Lliure), son algunas de las tentativas que ponen en relación las pedagogías críticas y colaborativas con las prácticas artísticas.


[2] Subtramas: Plataforma de investigación y de co-aprendizaje sobre las prácticas de producción audiovisual colaborativas: http://subtramas.museoreinasofia.es/

[3] Transductores: Plataforma interdisciplinar que realiza proyectos de investigación y mediación con tres ejes principales de interés: las pedagogías colectivas, las prácticas artísticas colaborativas y los modos de intervención en la esfera pública: http://transductores.net/que-es-transductores-2/

[4] LaFundició es una cooperativa se sitúa en el cruce de las prácticas artísticas y culturales y la educación, entendidas como actividades controversiales. La principal línea de actuación se fundamenta en procesos colaborativos de continuidad con distintos colectivos, grupos de acción e instituciones: http://lafundicio.net/

[5] Sitesize es una plataforma de proyectos colaborativos centrada en la metrópolis contemporánea: http://www.sitesize.net/

[6] Zemos 98 es un festival de reciente desaparición producido por Zemos 98 Gestión Creativo Cultural : http://www.zemos98.org/


Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Follow ARTE FACTUM on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: